… Pero es en el apartado teatral donde Senza Tempo deja su sello con una poética forma de mostrar un contenido… Todo ello queda bien cuajado gracias a unos intérpretes que proporcionan con sus diferencias, fisicas y interpretativas, una de las mejores cualidades de la pieza… Unos actores y bailarines en los que Pablo Ley ha sabido esculpir un buen trabajo dramatúrgico.

(El Periódico, 8 de mayo 2004)