La compañía Senza tempo fascina con su último espectáculo el jardí inexistent en el TNC…El grupo utiliza presencias escénicas singulares, en una combinación de lo surrealista y lo quotidiano. Y lo más importante: no renuncia a contar historias…

Guillem Clua (El Periódico/Suplemento Viernes, 7 de mayo 2004)