“La Canción de Margarita”, dirigida por Inés Boza, con la ayuda en la coreografía de Emili Gutiérrez y música de Arvo Part, Banda Iónica, Evanthia Reboutsika, entre otros, es un ejercicio de equilibrismo sobre la memoria, que pretende reflejar aquellas historias de mujeres silenciadas en base a un lenguaje poético y emocional, según destacó su directora. Se trata a un homenaje de las mujeres de las décadas de la guerra y posguerra, construyendo un puente de la memoria, construido desde la curiosidad y la imaginación. “Hay algo mágico y brutal en el silencio. De sueños, de amor y de dolor está hecha la vida. También la de estas mujeres que nos criaron y callaron. Sus voces dormidas aparecen en un sueño, en una foto, en una canción que vuelve insistente y reveladora, en una pregunta sin respuesta, en una historia desvelada. Son los ecos del silencio, las historias que no recoge la historia oficial. Las historias que nos robaron, y que ahora robamos al silencio.

MARTA MOYA (25 de octubre 2006)