PUERTAS SECRETAS

Proyecto entre Inés Boza_SenZa TemPo y la Caldera que aúna diferentes lenguajes coreográficos en espacios públicos e integra dentro de la diferentes propuesta artísticas a intérpretes no profesionales. La prueba piloto se hizo en 2011 en el barrio de Gràcia (Barcelona) y actualmente se está trabajando para desarrollarlo en otros lugares/festivales (in situ).

Esta propuesta posibilita una experiencia artística única, contar en el mismo espectáculo con varios coreógrafos y sus diversos lenguajes escénicos. Esto nos permite tejer un paisaje sobre las artes escénicas contemporáneas, en los espacios públicos cotidianos. Un paisaje coreográfico urbano que reivindica la calle como lugar poético donde caben el rigor y las nuevas tendencias.

La presencia en cada una de las piezas de niños, adolescentes o personas mayores nos habla de un ciclo de vida. Estas personas, no profesionales son gente del lugar donde se representa y vincularan el espectáculo no sólo con el espacio sino también con su gente. Es trata de que el paisaje esté realmente vivo.

El trabajo con personas amateurs  del territorio específico se haría con la colaboración de entidades del lugar, y se adaptaría la pieza a esta nueva realidad.

“Desde mi trayectoria artística y la de Senza Tempo, vamos realizando en paralelo a nuestro trabajo en teatros y salas, piezas para exterior que son estas experiencias de contacto con el público “wild” (no domesticado), para saber si todavía estamos vivos … desde 1994, que hicimos el primer espectáculo para el aire libre, “Capricho”. Es esta una linea paralela, casi a la sombra e incluso un poco ¿desprestigiada?. He observado que de las compañías y creadores que trabajamos las artes escénicas contemporáneas desde el movimiento y la danza en La Caldera, casi todos hemos tenido alguna experiencia de acercamiento al público y al lenguaje escénico en espacios públicos.

Uno de los objetivos de este proyecto es poner en valor esta vertiente de las artes escénicas para las que nunca hay suficiente presupuesto.

El objetivo es poner en valor esa puerta que está abierta desde tiempo atrás en las artes escénicas y la danza. La puerta por donde dejamos salir aquellos lenguajes escénicos no convencionales a la calle. La puerta por donde salimos de los “templos del saber” donde los lenguajes y los públicos están un poco dormidos, para ofrecer a ese público vivo que está en las ciudades.

No hablamos de teatro de calle, en el sentido convencional de la palabra, no hacemos pasacalles, ni trabajamos con grandes estructuras, no utilizamos fuegos, ni zancos, ni nos mezclamos obligatoriamente con la gente. Estos lenguajes escénicos reivindican la calle como lugar poético donde el rigor y las nuevas tendencias no están reñidos con la vida cotidiana, con la creación de mundos paralelos, en el exterior o espacios específicos e insólitos.”

 

ver vídeo de la Tele de Gracia