A Tribute to Dreamers – instalación

Un libro de fotografía; 15 años de complicidad entre el fotógrafo Alfred Mauve y la compañía Senza Tempo.

 

Lo más extraordinario del trabajo de Alfred Mauve es que sus montajes contienen, en apenas seis u ocho fotografías, toda una narración. Tal vez porque interpelan a un observador educado en la cultura audiovisual y con su propia provisión de imágenes en el subconsciente, que son convocadas con la mediación de autores como Lynch (que aquí asoma en esa risa desaforada, en esa melena negra y ese raso rojo, en las luces calientes que arden en una intemperie fría…), Jarmusch, Wenders o Tarantino, casi siempre de aquel lado del Atlántico, es la querencia del fotógrafo por los espacios abiertos, que aquí encuentra en los desiertos y estepas peninsulares… Son imágenes de carácter documental, pues él no hace sino “robar” imágenes a los actores sin distinción on y backstage, pero inequívoca vocación narrativa.

Biografía Alfred Mauve

El fotógrafo y artista visual Alfred Mauve, nacido en Alemania y formado en Bellas Artes en Francia, trabajó en cine y vídeo antes de desarrollar una obra fotográfica que alterna distintos procedimientos y soportes, de la platinotipia al digital, y que se encuentra recogida en diversos museos y ediciones, como el Centre Georges Pompidou, el Musée national du photographie du Chalon o el Musée des beaux-arts de Dunkerque. En el año 2000 llegó a Barcelona, donde el encuentro con la compañía de teatro y danza Senza Tempo propició su especialización en fotografía de Artes Escénicas. El libro A Tribute to Dreamers, de reciente publicación, es fruto de dicho encuentro y de una tendencia hacia la narración de claro aliento cinematográfico.

Crítica

A Tribute to Dreamers es muchas cosas a la vez: Un libro de fotografía; 15 años de complicidad entre el fotógrafo Alfred Mauve y la compañía de teatro-danza de Barcelona, Senza Tempo…; Una compilación de imágenes misteriosas, sugerentes, inexplicables o inexplicadas. Una nueva obra de la compañía Senza Tempo, aunque ahora no a partir del escenario y el cuerpo en movimiento de sus actores, sino del collage de instantes que Mauve ha ido enmarcando y atrapando en todas las ocasiones. Una road movie en la que el fotógrafo viaja entre momentos separados por el tiempo; La revelación de la libertad total del fotógrafo, y la gozosa dispersión de los géneros, mediante el impacto incesante y siempre sorprendente de lo onírico o lo inesperado: lo que aún estaba por mostrar. -
- Ivan Alcázar

 

Un inclasificable libro para soñadores. Un libro que habla por sí solo, pero quizás una pista sobre la secreta intención de Mauve tras la obra nos explique el extraño efecto que produce la lectura de esta historia en imágenes. “Quería dar testimonio de un momento del paisaje abierto al sueño, darle la oportunidad a la gente de soñar, en un espacio abierto a la imaginación” 
-El Mundo – Matías Néspolo

 

“Con el paso del tiempo las fotografías revelan su sentido”. Alfred Mauve, autor del fotolibro “A TRIBUTE TO DREAMERS”. –Fotografías sin ataduras. Agrupadas temáticamente, hay imágenes en blanco y negro y en color, algunas cuyos encuadres responden a cánones clásicos y otras mucho más “casuales”, fotografías centradas en los personajes, en los detalles o en los paisajes, unas que documentan lo que parece ser el trabajo de la compañía y otras que se fijan en aquello que no se muestra en escena… La variedad es patente, pero es cierto que el libro desprende unidad de efecto. 
- SYLMagazin

Página web - Tribute to dreamers